María Benita era una mujer de carácter dulce y afable, siempre ecuánime y sencilla. Dos amores se le habían pegado al alma: el amor a Jesús Eucaristía y a los pobres. Permanecía arrodillada durante largas horas ante el Sagrario, y le gustaba verse rodeada de niños huérfanos, a los que amaba con ternura maternal. Ambos amores los quiere también en las religiosas pertenecientes a la congregación por ella fundada: Siervas de Jesús Sacramentado.
Nació el 3 de abril de 1822, en La Carlota (Provincia de Córdoba). Fue bautizada el 30 de mayo del mismo año en la Capilla local. Es descendiente directa del fundador de Bs. As. y Santa Fe, Don Juan de Garay, del fundador de Córdoba, Jerónimo Luis de Cabrera y del gobernador del Río de La Plata, Hernandarias de Saavedra.
Deseando consagrarse a Dios ingresó a los dieciocho años de edad como “Beata” en la Santa Casa de Ejercicios de Buenos Aires, donde permaneció 30 años. Allí recibió la inspiración de fundar una Congregación Religiosa para la Adoración de Jesús en la Eucaristía y el Servicio de la Iglesia y de la Sociedad; acogió en su casa a niñas huérfanas y desamparadas, brindándoles todo aquello que remediara sus necesidades básicas.
Ante las dificultades que surgieron para llevar a cabo la Fundación, viajó a Roma donde el Papa Pío IX la recibió, aconsejó y animó. Luego peregrinó a Tierra Santa, a fines de 1870 y principios de 1871.
El 21 de noviembre de 1876 fundó el Instituto de las “Siervas de Jesús Sacramentado”.
La actividad apostólica de la Congregación se desarrolla en Colegios, Hospitales, Hogares para niños/as, Guarderías, Promoción Social, Parroquias, Casa de Ejercicios Espirituales, en los siguientes países: Argentina, Paraguay, Uruguay y España, siguiendo el consejo de la M. Benita: “Hagan todo el bien posible”.
La Madre Benita falleció el 25 de septiembre de 1894, y sus restos mortales descansan en la cripta del Santuario Jesús Sacramentado en la ciudad de Bs.As.
ORACION
(Para pedir la beatificación de la Venerable María Benita Arias y obtener gracias por su intercesión)
Señor que enriqueciste a tu Sierva María Benita con vivísima fe en el Misterio Eucarístico, y solícita caridad hacia los pobres, para que fuera Madre y Fundadora de una familia religiosa. Te suplico la gracia de verla elevada al honor de los altares, y por su intercesión el favor…, que confiadamente imploro.
Por Jesucristo Nuestro Señor. Así sea.
Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
Cripta de la Sierva de Dios "María Benita Arias"
Los restos mortales de la Venerable María Benita Arias descansan en la cripta del Santuario Eucarístico Jesús Sacramentado en la Avenida Corrientes 4475 - Barrio Almagro de la ciudad de Bs.As.
Se encuentra en esta Cripta porque así lo expresó ella, tiempos antes de su pascua definitiva. En este mismo lugar se encuentran también los bienhechores más cercanos (ej. Santos Unzué, Carlota Díaz de Vivar de Unzué, etc.), que la acompañaron desde el principio de la fundación del Instituto de las Siervas de Jesús Sacramentado.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Política de Protección de Datos   |   Aviso Legal/Política de Privacidad   |   Política de Cookies
C.E.I.P.S. Jesús Sacramentado
Calle Pedro Argüello, 12
35460 Gáldar - Las Palmas
Tlf.: 928 880 723 - Fax: 928 551 040
jesussacramentado@planalfa.es
© C.E.I.P.S. Jesús Sacramentado 2019. Todos los derechos reservados     design by www.md-design.es